Diseño y Decoración Restaurante Ombú

Actuación: Diseño y decoración restaurante, Diseño de iluminación y mobiliario. Coordinación y dirección de Obra.
Lugar: Barcelona.
Proyecto: Arq. Pedro Scattarella.

 

El diseño y decoración del restaurante esta inspirado en su entorno y especialmente en un árbol (ombu) que hace cientos de años que acoge y da sombra a los vecinos y turistas.
Ubicado en plaza la reina, unos de los accesos barrio del Born. Centro histórico y turístico de palma de Mallorca. Hemos convertido este sitio en una plaza. Creando un recorrido donde el cliente puede reconocer diferentes partes de la plaza.
En la planta de acceso esta organizada colocando la barra en un lateral, que en forma de banco zigzaguea hasta llegar al kiosco de la plaza. Este kiosco, con su frontal y techo de cobre envejecido, contiene la cocina, vista, que según de donde se mire, queda un poco por debajo. El equipo de cocineros se encuentran a la vista de todos. Y el show Cooking se impone en todo el salón. Una diferencia de nivel separa esta zona con el comedor. Aquí se encuentran los típicos bancos de plaza. para los cuales se utilizó piedra de Benisalem y mares, los dos piedras más típicas de la isla. 
También se encuentra la glorieta, formalizada sólo con el techo, y sirve como nexo entre las dos zonas del restaurante. 
El techo esta formado por las ramas de este árbol. Que como el verdadero, da cobijo a los clientes. Estas ramas son de acero corten y contienen la iluminación, tanto ambiental hacia el techo como con las lámparas con forma redonda que van manchando el suelo y paredes dándole un ambiente muy escénico. 
Por último, el suelo es de adoquines como las antiguas plazas. Incluso, se puede ver las antiguas vías del Tranvía que pasaba por la plaza.
En el piso superior se encuentra los servicios y dos salones. 
En el más grande vuelve a aparecer el árbol materializado con acero corten pero esta vez aparecen los troncos. El suelo es de madera y las paredes están estucadas.
Por último, se encuentra la sala incognit. Desde fuera, el cliente ve una puerta metálica muy vieja y descuidada, sólo ve una mirilla y el nombre de la sala, pero cuando se le permite entrar, se sorprende al encontrar una sala decorada a todo lujo, la mesa ( de diseño propio) contiene cristales con pan de oro. 
Estos dos salones disfrutan de unas vistas espectaculares a la fuente de agua de plaza la Reina así como también a la catedral de Palma.

 

 

 

Se han cerrado los comentarios